Diferencia entre revisiones de «Tema de Introduccion»

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar
(LESIÓN CELULAR IRREVERSIBLE)
(INTRODUCCIÓN A LA PATOLOGÍA)
Línea 46: Línea 46:
  
 
Los cuatro aspectos de una enfermedad, que forman el núcleo de cualquier patología son:  
 
Los cuatro aspectos de una enfermedad, que forman el núcleo de cualquier patología son:  
* Etiología
+
* Etiología.
* Patogénesis  
+
* Patogénesis.
* Cambio morfológico-lesión
+
* Cambio morfológico-lesión.
* Alteraciones funcionales y su significación clínica
+
* Alteraciones funcionales y su significación clínica.
  
 
==ETIOLOGÍA O CAUSA==
 
==ETIOLOGÍA O CAUSA==

Revisión del 11:31 26 abr 2015

Tema 1.- INTRODUCCIÓN A LA ASIGNATURA DE ANATOMÍA PATOLÓGICA GENERAL. LESIÓN Y MUERTE CELULAR

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

La Anatomía Patológica comenzó a practicarse en Alemania, en la Universidad de Berlin, a finales del siglo XIX de la mano de los cirujanos Carl Ruge y Johann Veit, autores a los que se les reconoce haber dado un verdadero valor diagnóstico a la práctica de las biopsias. Merece también mención en este recuerdo histórico la figura del cirujano militar Friedrich von Esmarch, profesor de Kiel, que defendió con fundamentados argumentos en el Congreso de la Sociedad Alemana de Cirujanos celebrado en 1889, la necesidad de establecer un diagnóstico microscópico a aquellos casos de tumores malignos subsidiarios que requerían una extensa mutilación, ya que hasta entonces, a pesar de que la cirugía estaba bastante desarrollada, el destino de las piezas quirúrgicas extirpadas era el contenedor de residuos. Al poco tiempo comenzaron a utilizarse los microtomos de congelación y los procedimientos de estudios intraoperatorios comenzaron a generalizarse. Por otra parte, además de la gran importancia que tuvo el desarrollo del microscopio en la evolución de la anatomía patológica, también supuso un gran avance la aparición de colorantes y la estandarización del procedimiento, ya que los tejidos, como bien sabemos, son incoloros.

El inicio de la historia de la Anatomía Patológica en España comienza con el curso de "Patología General y Anatomía Patológica" en la Universidad Central de Madrid de la mano del catedrático Maestre de San Juan del que fuera su discípulo más eminente Don Santiago Ramón y Cajal. Cajal fue Catedrático de Anatomía Patológica en 1887 en la Universidad de Barcelona y escribió su Manual de Anatomía Patológica General cuya primera edición data de 1890, siendo editado sucesivamente y mejorado en las ediciones de Madrid de 1896, 1900, 1905, 1909, 1918 y 1922, que se continuaron con las ediciones posteriores en colaboración con su discípulo Francisco Tello que recibirá formación en anatomía patológica en el hospital Moabit de Berlin junto al famoso Profesor von Benda. En 1912, tras su formación en el Moabit y una corta estancia de tres meses en el hospital de la Charité, junto a Johannes Orth, sucesor de Virchow, Cajal crea el Departamento de Autopsias Clínicas vinculado a su Cátedra de Anatomía Patológica, y nombra a Tello jefe de dicho departamento. Los primeros discípulos de Tello fueron Guillermo de la Rosa, que años después sería nombrado Jefe del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital de la Princesa de Madrid y Lorenzo Ruiz de Arcaute, que fue el sucesor de Tello como jefe de la prosectura de San Carlos, al alcanzar Tello la Cátedra de Histología y Anatomía Patológica por oposición en 1926, después de la jubilación de Cajal en 1922.

En la cátedra de Anatomía Patológica de la Universidad de Madrid de la época de Tello se practicaba una anatomía patológica que tenía un nivel internacional y existía una relación con eminentes patólogos de la época, que la visitaron, haciendo demostraciones o dando conferencias, como los profesores Wegelin de Zürich, Ludwig Aschoff de Freiburg o Max Borst de Munich.

Los discípulos jóvenes de esta escuela fueron Julio Rodríguez Puchol, Pedro Rodríguez Pérez, Julián Sanz Ibáñez y José Luis Arteta.

En la década de 1926-1936 se formaron otros patólogos españoles, fundamentalmente discípulos de Río Hortega, quien impulsó la Anatomía Patológica en hispanoamérica, pero su formación cómo patólogos no la realizaron en España. Los más importantes fueron Costero Tudenca, Julio García Sánchez Lucas, Antonio Llombart Rodríguez, Pérez Lista y Ortiz Picón.

En la segunda mitad del siglo XX se crearon muchos de los servicios asistencias de Anatomía Patológica presentes en prácticamente todas las Instituciones Hospitalarias de las hoy existentes 17 Comunidades Autónomas. Mejor o peor dotadas de recursos humanos y materiales realizan actualmente una actividad imprescindible y eficaz. También se desarrolló durante este tiempo la Sociedad Española de Anatomía Patológica con una revista científica propia: Revista Española de Patología .

INTRODUCCIÓN A LA PATOLOGÍA

Literalmente, la patología es el estudio (logos) del sufrimiento (pathos). Como ciencia se ocupa de las consecuencias estructurales y funcionales de los estímulos nocivos en las células, tejidos y órganos y, finalmente, las consecuencias en el organismo.

Para demostrar la existencia o no de una enfermedad nos basamos en la lesión estructural, la presencia de microorganismos (bacterias, hongos, parásitos o virus) ante las enfermedades infecciosas y en la alteración orgánica.

La ANATOMÍA PATOLÓGICA, es la ciencia que estudia las bases fisiopatológicas y morfológicas de la enfermedad, estudiando por lo tanto la enfermedad a nivel molecular, subcelular, celular, tisular y orgánico.Estudia la enfermedad considerando los mecanismos causales, los mecanismos lesivos y la relación con las alteraciones fisiopatológicas y su expresión sintomática Las áreas más afines a ella son: la fisiología, la fisiopatología, la anatomía macroscópica y la histología.

Existe una Anatomía Patológica General, que es una Ciencia teórica, que estudia los principios generales y mecanismos de la enfermedad. Las alteraciones de las actividades básicas de la célula como son el metabolismo, el crecimiento, y la capacidad de respuesta son los grandes capítulos de la Anatomía Patológica General. Esta es el nexo de unión esencial entre la Medicina Clínica y las ciencias básicas como la Anatomía, la Histología y la Fisiología. La Anatomía Patológica Especial es una ciencia clínica y aplicada, que hace el anatomopatólogo no como biólogo, sino como (profesional de las Ciencias de la Salud). Considera al enfermo como una entidad clínica con un substrato morfológico. La actividad del anatomopatólogo esta orientada hacia la clínica.

La anatomía patológica estudia el desarrollo de los procesos de respuesta patológica, analizando la adaptación celular al entorno, trastornos del crecimiento celular y la respuesta del individuo ante agentes externos o internos que producen lesión, y su reparación. Las tres causas básicas de las enfermedades son: inflamación, degeneración y cambio celular descontrolado.

Patología: engloba todas las disciplinas que estudian las enfermedades. Tradicionalmente, la Patología se divide en dos grandes apartados:

  • Patología general: La que se ocupa de las reacciones básicas de las células y tejidos ante estímulos anormales (noxa), que se dan en todas las enfermedades.
  • Patología especial o sistémica: La que se refiere a las respuestas específicas, a estímulos más o menos definidos, de los órganos y tejidos especializados.

Una noxa es cualquier causa que pueda iniciar una alteración del tejido.


Los cuatro aspectos de una enfermedad, que forman el núcleo de cualquier patología son:

  • Etiología.
  • Patogénesis.
  • Cambio morfológico-lesión.
  • Alteraciones funcionales y su significación clínica.

ETIOLOGÍA O CAUSA

La etiología estudia las causas que producen una enfermedad. Hay dos causas principales o categorías de los factores etiológicos:

  • Factores genéticos o intrínsecos: cada uno de nosotros tenemos una herencia que nos determina a la hora de presentar unas enfermedades u otros procesos. Ej: diabetes tipo I, trisomía del 21.
  • Factores adquiridos: dentro de los que se engloban factores infecciosos, nutricionales, físicos,traumatismos.

La naturaleza se rige por reglas o condiciones físico-químicas muy específicas (medio ambiente) que condicionan nuestra situación. Un claro ejemplo es la radiación, factor ambiental que puede convertir una causa adquirida en genética.

El conocimiento de la causa primaria es el pilar básico que nos ayuda a comprender una enfermedad, realizar el diagnóstico o desarrollar un tratamiento. Además, existe una interacción entre factores genéticos y adquiridos, puesto que no todos los individuos expuestos a un agente infeccioso o nacidos con anomalías metabólicas van a desarrollar la enfermedad ni la desarrollan al mismo tiempo o con la misma gravedad.

La causa inmediata de muchas enfermedades, si exceptuamos las enfermedades infecciosas, traumatismos y algunas enfermedades ambientales, son desconocidas. A estas enfermedades con etiología desconocida se les denomina idiopáticas.

PATOGENIA O PATOGÉNESIS

Es el desarrollo y resultado del proceso de enfermar, incluyendo por lo tanto la secuencia de acontecimientos en la respuesta de las células y tejidos, o de todo el organismo al completo, frente al agente causal, desde el estímulo inicial hasta la última expresión de las manifestaciones de la enfermedad. La patogenia sigue siendo una de las principales ocupaciones de la anatomía patológica. Incluso cuando se conoce el agente infeccioso inicial o la causa molecular, quedan todavía muchos pasos de la expresión de la enfermedad por dilucidar.

Histogénesis: Se refiere al estudio de la génesis tisular de la enfermedad y adquiere un valor especial en las neoplasias.


PATOCRONIA

Estudia la evolución de la enfermedad en el tiempo, analizando las características y situaciones que acontecen.

Grafica patogenesis.jpg

Fases evolutivas de la patología:

  • Incidencia de la causa.
  • Periodo de incubación (periodo asintomático).
  • Periodo prodrómico (aparecen los primeros síntomas aunque estos en la mayoría de las enfermedades son inespecíficos).
  • Fase de aparición e incremento.
  • Fase de manifestaciones clínicas (aparecen signos y síntomas específicos). Dentro de ésta fase, se encuentra la fase de acmé o de estado: fase durante la cual los síntomas son más intensos.
  • Fase de declinación o defervescencia.
  • Fase de terminación: Crisis: final brusco del proceso. Lisis: final progresivo del proceso.
  • Convalecencia (han mejorado las manifestaciones clínicas pero, no se ha recuperado totalmente la salud).
  • Empeoramiento:
  • Exacerbación: empeoramiento en la fase de acmé.
  • Recrudescencia: empeoramiento en la fase de declinación, es decir, tras iniciar la mejoría.
  • Recaída: empeoramiento en la fase de convalecencia.
  • Recidiva: aparición de manifestaciones de enfermedad después de haber recuperado la salud.

CAMBIO MORFOLÓGICO: PATOLOGÍA Y LESIÓN

Es la alteración celular, estructural y funcional asociada y característica de una enfermedad o diagnóstico de un proceso etiológico. Las lesiones no son la causa de esas alteraciones, sino la marca de las mismas en la estructura anatómica. Por tanto un cambio estructural (de la forma), altera la función. Las lesiones son una parte fundamental para el diagnóstico clínico de la enfermedad que lo causa.

ALTERACIONES FUNCIONALES (FISIOPATOLOGÍA) Y SIGNIFICACIÓN CLÍNICA (SEMIOLOGÍA O SEMIÓTICA

La naturaleza de los cambios morfológicos y su distribución en los diferentes órganos o tejidos influyen sobre la función normal y determinan las características clínicas (síntomas y signos), curso y pronóstico de la enfermedad.

SALUD Y ENFERMEDAD

Salud, definida según la OMS es " El estado de completo bienestar físico, mental, y social; y no solamente la ausencia de enfermedad"

Enfermedad, desde el punto de vista anatomopatológico, es cualquier alteración morfológica de un órgano, de un tejido o de un grupo de células, que puede o no correlacionarse con síntomas y signos, pero siempre ocasiona una alteración fisiopatológica. La enfermedad como proceso evolutivo posee un periodo inicial o de comienzo, un periodo de estado y un periodo final que puede ser la muerte del individuo o su curación (con o sin secuelas).

DEFINICIÓN Y CAUSAS DE LESIÓN Y ADAPTACIÓN CELULAR

Las células se encuentran en un estado homeostático o de equilibrio en condiciones normales para cumplir con las demandas fisiológicas normales.

Cuando un factor etiológico o un estímulo fisiológico exagerado actúa sobre ellas, se suele provocar una adaptación celular, donde la célula alcanza un nuevo estado de equilibrio que va a preservar la viabilidad de la célula.

Las adaptaciones son cambios reversibles en las células (cambios en el fenotipo, el número, el tamaño, la actividad metabólica o las funciones) en respuesta a los cambios en sus medios ambientales. Hay dos tipos de adaptaciones: Las adaptaciones fisiológicas: consisten en respuestas de las células a la estimulación normal por sustancias químicas endógenas o por hormonas (ej: aumento del tamaño de la mama por inducción hormonal). Las adaptaciones patológicas: son respuestas al estrés que permiten a las células modular su función y su estructura con el fin de escapar de la lesión.

Por lo tanto, adaptación celular se define como un cambio o alteración que puede sufrir la célula frente a estímulos fisiológicos excesivos o patológicos, como pueden ser la atrofia o hipertrofia. Puede ocasionar lesiones que se pueden o no regenerar.

Si se sobrepasa el límite de la capacidad adaptativa o si no es posible la respuesta adaptativa, se producen una serie de acontecimientos, denominados genéricamente lesión celular. Esta lesión es reversible hasta cierto punto, pero si el estímulo persiste en el tiempo, o es lo bastante intenso desde el principio, la célula llega a un punto de no retorno y entonces se produce una lesión irreversible y la muerte celular. La lesión produce la pérdida de la función celular mucho antes de que se pueda reconocer ese daño morfológicamente.

La adaptación celular es un cambio o alteración de las células frente a estímulos fisiológicos excesivos o patológicos, que puede ocasionar lesiones que se pueden regenerar o no regenerar, y estos cambios de la célula pueden ser:

  • Hiperplasia: Es una respuesta adaptativa de las células capaces de replicación y consiste en un aumento del número de células (Ej. Hiperplasia gigante de ganglios linfáticos-enfermedad de Castleman)
  • Hipertrofia: Se da cuando las células son incapaces de dividirse y consiste en un aumento de la masa celular (Ej. Hipertrofia muscular del atleta o hipertrofia del útero en el embarazo)
  • Atrofia: Disminución de la masa celular (Ej. Atrofia por carencia alimenticia)
  • Metaplasia: Cambio reversible de un tipo de célula madura a otro (Ej. metaplasia escamosa del epitelio respiratorio de los bronquios en fumadores)

Por consiguiente, adaptación, lesión reversible y muerte celular deben ser considerados estados de una serie continua y no discreta de alteraciones progresivas tanto de la función como de la estructura normal de las células.

CAUSAS DE LESIÓN CELULAR

Los agentes causantes de enfermedad se dividen en intrínsecos y extrínsecos según sean de origen interno o externo y los fundamentales son:

a) Hipoxia: Es una causa extremadamente importante y frecuente de lesión y muerte celular por la cual las células que conforman los tejidos se ven privadas de un adecuado suministro de oxígeno, afectando a la respiración oxidativa aerobia que tiene lugar en la cadena respiratoria de la mitocondria, con la consiguiente disminución en la producción de energía (ATP). La causa más frecuente es la falta de riego sanguíneo o isquemia. Las otras dos causas son: la inadecuada oxigenación de la sangre, debida fundamentalmente a insuficiencia cardiorrespiratoria y la pérdida de la capacidad de transporte de oxígeno como ocurre en las anemias o en las intoxicaciones por monóxido de carbono.

b) Agentes físicos: Como traumatismos mecánicos, temperaturas extremas, cambios bruscos de presión atmosférica,la gravedad, la acción de la radiación,la electricidad, las vibraciones, los ruidos, el shock eléctrico y objetos punzantes.


c) Agentes químicos y fármacos: Hay una gran variedad de agentes químicos que pueden producir lesiones celulares, como por ejemplo: glucosa o sodio a altas concentraciones, oxígeno a gran concentración, arsénico, cianuro...

d) Agentes infecciosos: Virus submicroscópicos, rickettsias, bacterias, hongos y parásitos de pequeño y gran tamaño.

e) Reacciones inmunológicas: Aunque el sistema inmunitario constituye un medio de defensa fundamental para el organismo en determinadas circunstancias puede ocasionar lesiones celulares.

f) Defectos genéticos: Las alteraciones del genoma pueden ocasionar una gran variedad de manifestaciones, desde defectos macroscópicos (Down) hasta lesiones sutiles, como por ejemplo alteraciones de la codificación de la hemoglobina, responsables de la aparición de algunos tipos de anemias.

g) Desequilibrio nutricional: Los déficit en la nutrición con disminución del aporte proteico y de calorías así como de vitaminas específicas siguen siendo una causa importante de lesión celular, aunque también un exceso, por ejemplo de lípidos predispone a padecer ateroesclerosis y obesidad.

Además existen agentes predisponentes de la enfermedad, que con frecuencia enmascaran al agente causal primario y agentes protectores de la enfermedad, como son las barreras físicas y químicas del organismo y los distintos sistemas humorales y celulares.

SISTEMAS INTRACELULARES MÁS VULNERABLES

Los cambios morfológicos de la lesión celular se manifiestan solo cuando se ha alterado algún sistema bioquímico crítico para la célula y dependiendo siempre del tipo de estímulo, duración e intensidad así será la respuesta. Es también importante resaltar que no todos los tipos celulares son igual de susceptibles:

  • ALTA SUSCEPTIBILIDAD: Neuronas (sólo sobreviven de 3 a 5 minutos sin O2)
  • SUSCEPTIBILIDAD MEDIA: Miocardio, hepatocitos y epitelio renal (sobreviven 30 minutos sin O2)
  • BAJA SUSCEPTIBILIDAD: Fibroblastos, epidermis y músculo esquelético (varias horas)

Además debemos saber que los sistemas intracelulares están relacionados mediante rutas metabólicas compartidas y por lo tanto una lesión en un determinado punto conduce a una amplia variedad de efectos secundarios. Los puntos vitales más vulnerables para las células son los siguientes:

  1. Mantenimiento de la integridad de membranas.
  2. Respiración aerobia.
  3. Síntesis de enzimas y proteínas estructurales.
  4. La preservación del código genético.

Por último, cabe destacar que los sistemas intracelulares son interdependientes, y los cambios morfológicos se producen por la alteración de sistemas bioquímicos críticos.

LESIONES ISQUÉMICA E HIPOXIA

  • Isquemia: sufrimiento celular causado por una disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo. La sangre es el tejido encargado de proporcionar oxígeno y nutrientes a todas las células del organismo y de recoger las sustancias de desecho. Como consecuencia de la isquemia se producirá una depresión de estas funciones, ya que al interrumpirse el riego sanguíneo se producirá una interrupción del aporte de oxígeno y nutrientes y de la recolecta de productos tóxicos, en su mayor parte derivados del metabolismo.

Si el daño celular es suficientemente intenso se producirá la muerte de la célula y en siguiente grado la muerte del tejido al que pertenece (necrosis). El grado de lesión también va a depender de su localización y circulación colateral.

El daño tisular puede estar provocado por: hipoxia, secreción de sustancias citotóxicas, inflamación, edema y apoptosis.

La isquemia puede ser de dos tipos: trombótica y embólica. La isquemia trombótica se produce por la formación de un coágulo sanguíneo (trombo) en una arteria principal. La isquemia de tipo embólica se produce por la fragmentación del trombo en unidades más pequeñas llamadas émbolos y estos viajan a arterias más pequeñas en el cerebro obstruyéndolas y provocando hipoxia celular. Se considera que el diámetro de trombos y émbolos es mayor que el de las arterias que obstruyen y así provocan la interrupción del riego sanguíneo.

  • Hipoxia: Cuando la oxigenación celular está comprometida, el funcionamiento de la cadena transportadora de electrones, así como la síntesis de ATP y el ciclo de Krebs se inhiben, pero la glicólisis está muy activada. La aceleración del metabolismo anaerobio de la glucosa se relaciona fundamentalmente con la activación de la fosfofructocinasa por acumulación de AMP, de fosfatos inorgánicos y sobretodo de ADP. La estimulación de la glicólisis aumenta la producción de piruvato al mismo tiempo que la hipoxia inhibe su utilización en el ciclo de Krebs. De forma simultánea la NADH2 citoplasmática, que deja de ser oxidada por los transportadores de electrones mitocondriales, reduce el piruvato a lactato que se acumula en las células y pasa en parte a los medios extracelulares y a la sangre. No obstante ni el piruvato ni el lactato se pueden intercambiar con libertad a través de las membranas celulares y por consiguiente, su concentración en sangre refleja de forma incompleta la intensidad de metabolismo anaerobio y el grado de hipoxia celular.

Al contrario de lo que ocurre en la hipoxia, durante la cual puede continuar la producción de energía, la isquemia compromete el aporte de sustratos para la glucólisis. Por tanto, en tejidos isquémicos se interrumpe la producción de energía de origen aeróbico.

LESIÓN CELULAR REVERSIBLE

El primer punto de ataque de la hipoxia es la respiración aerobia de la célula, es decir la fosforilación oxidativa por las mitocondrias. A medida que disminuye la tensión de oxígeno dentro de las células se produce una disminución de la fosforilación oxidativa y disminuye o cesa la generación de adenosina trifosfato (ATP).

  • La disminución de ATP lleva asociado un incremento de adenosina monofosfato (AMP), que estimula a su vez la glicólisis anaerobia a partir de glucógeno.
  • La glicólisis provoca acúmulo de ácido láctico y fosfatos inorgánicos que reducen el pH intracelular, produciéndose una contracción de la cromatina celular.
  • Se produce un edema o hinchazón celular aguda debido a la alteración del volumen por el mal funcionamiento de la membrana plasmática.
  • Para intentar controlar el edema, se intenta mantener una concentración intracelular inferior de sodio mediante la bomba Na-K-atpasa, aumentándose a la vez, directamente proporcional, el potasio dentro de la célula.
  • El transporte fracasa debido a la falta de ATP y el sodio se comienza a acumular en el interior de la célula difundiéndose el potasio al exterior. Esta ganancia neta de solutos intracelulares se acompaña de un aumento isoosmótico de agua intracelular aumentando aún más la hinchazón.
  • Se separan los ribosomas del RER y los poliribosomas se desligan a monoribosomas, con la consiguiente reducción de la síntesis de proteínas.
  • Posteriormente, si la hipoxia continua se evidencian otras alteraciones como: aparición de vesículas, hinchazón del retículo endoplásmico rugoso y aparición de "figuras de mielina", y pérdida de las vellosidades.

En este momento, las mitocondrias suelen estar hinchadas a consecuencia de la pérdida de control del volumen, marginación de la cromatina, el RE permanece dilatado y la célula esta marcadamente hinchada, con aumento de las concentraciones de agua, sodio y cloro, disminuyendo el potasio. Hasta ahora, TODAS LAS ALTERACIONES SON REVERSIBLES SI SE RESTABLECE LA OXIGENACIÓN.

LESIÓN CELULAR IRREVERSIBLE

Si persiste la isquemia se sigue de una lesión irreversible. No hay una transición clara entre lesión irreversible y la muerte celular. Partiendo pues de la falta continuada de oxigenación los fenómenos siguientes serían:

  • Existe una intensa vacuolización de las mitocondrias, incluyendo las crestas, intensas alteraciones de las membranas celulares e hinchazón de los lisosomas.
  • Se produce una entrada masiva de calcio en la célula.
  • En la matriz mitocondrial se producen grandes concentraciones floculentas (son aquellas producidas por la aglomeración de partículas coloides desestabilizadas a consecuencia de la aplicación de agentes químicos) y amorfas.
  • Las células pierden metabólitos, proteínas y componentes esenciales debido al deterioro de las membranas.
  • La disminución creciente del pH hace que las membranas lisosomales se degraden saliendo sus enzimas al citoplasma y activándose las hidrolasas ácidas, que generan una digestión enzimática de los componentes celulares, que se pone de manifiesto por la pérdida de ribonucleoproteínas, desoxinucleoproteínas y glucógeno, así como por los siguientes cambios nucleares que manifiestan claramente la muerte celular:
  1. Primero, en fases tempranas, se produce una condensación de la cromatina, que forma grandes acúmulos adheridos a la membrana nuclear y nucléolo.
  2. Posteriormente se produce una contracción progresiva del núcleo denominada picnosis.
  3. Por último, la cromatina sufre una disolución progresiva o cariolisis, producida por las enzimas lisosómicas desapareciendo después.

En algunas células, tras la picnosis, tiene lugar un proceso denominado cariorrexis, en el que el núcleo se rompe en grumos y finalmente desaparece.

En la lesión celular irreversible, principalmente tienen lugar dos procesos:

  • Agotamiento de ATP impidiendo la muerte celular por apoptosis controlada, provocando que la célula muera liberando al medio numerosos compuestos citotóxicos.
  • Disfunción de membrana por el agotamiento de ATP, disminución de los fosfolípidos, alteración del citoesqueleto, el efecto de los radicales libres, productos de fragmentación de los lípidos y la pérdida de aminoácidos en el interior celular.

Cualquiera que sea el mecanismo de lesión de la membrana, la pérdida resultante de la integridad de la misma hace que sea todavía mayor la entrada de calcio desde el espacio extracelular.

MUERTE CELULAR

Tras la muerte celular, los componentes celulares se degradan progresivamente y se produce un amplio escape de enzimas al espacio extracelular y, por el contrario, entran macromoléculas extracelulares desde el espacio intersticial a la célula muerta. Finalmente, la célula muerta puede llegar a ser sustituida por grandes masas de fosfolípidos en forma de figuras de mielina. Posteriormente, estas son fagocitadas por otras células o degradadas a ácidos grasos y puede producirse la calcificación de estos residuos.

Tiene una serie de manifestaciones: enfriamiento, rigidez de los tejidos y músculos, lividez (ocasionada por la acumulación de sangre en la zona de declive), posteriormente se inicia un proceso de putrefacción seguido de la autodigestión.

La célula puede morir de dos formas diferentes:

NECROSIS: lesión celular derivada de alguna situación no fisiológica. La célula libera al exterior sustancias que producen daño tisular. Se pueden derivar los siguientes cambios: picnosis (condensación del núcleo), cariorrexis (fragmentación del núcleo), cariolisis (disolución de la cromatina).Existen varios tipos de necrosis:

  • Necrosis coagulativa: por isquemia, que genera coagulación de las proteínas intracelulares. Se produce en órganos sólidos (corazón, riñón ...)
  • Necrosis colicuativa: autolisis o heterolisis quedando la zona licuada. Es típica del SNC e inflamaciones purulentas.
  • Necrosis caseosa: se da en la tuberculosis y en algunas enfermedades infecciosas granulomatosas.
  • Necrosis gangrenosa: en tejidos mesenquimales (extremidades inferiores). Producido por isquemia, trombosis, diabetes... Puede degenerar en tres tipos de gangrenas: seca, húmeda y gaseosa.
  • Necrosis química, producida por ácidos o alcalosis fuerte, es lo que ocurre en la pancreatitis.
  • Necrosis grasa, producida generalmente por un traumatismo tras el cual estallan los adipocitos y se liberan lípidos. Ej.: mama afectada por traumatismo físico.

APOPTOSIS: muerte celular controlada. Se dan una serie de cambios bioquímicos, de tal manera que la célula decide su muerte de forma ordenada. Podría decirse que se trata de un programa interno de suicidio.

La necrosis es el proceso que sigue a la muerte celular de los tejidos vivos alterando su morfología. Estos cambios son: citoplasma eosinófilo y vacuolado, rotura de las membranas nucleares y calcificación distrófica en los adipocitos. La apoptosis es la muerte programada de la célula para eliminar productos desechables, con alteraciones de ruptura mínima del tejido que las rodea. En el siguiente esquema se muestran las principales diferencias entre los dos tipos de muertes celulares:

Principales diferencias entre la necrosis y la apoptosis
Diferencias entre los procesos de necrosis y apoptosis
Características Necrosis Apoptosis
Condiciones Patológica Fisiológica, alteraciones patológicas
Tamaño celular Edema Retracción
Membrana citoplasmática Lisis - rotura Expresión de glucoproteínas
Mitocondria Hinchazón - rotura Funcional
Degradación del ADN Aleatoria Ordenada
Requerimiento energético No Si
Reacción inflamatoria Si No


Las enzimas y/o proteínas que son liberadas al torrente sanguíneo por la anormal permeabilidad de la membrana plasmática proporcionan unos importantes marcadores clínicos que nos informan de la muerte celular. Por ello, una lesión irreversible de un tejido concreto reflejará unas concentraciones elevadas de dichos marcadores, específicos de cada tejido. Algún ejemplo de ello sería:

  • Músculo cardiaco; contiene una isoforma específica de la enzima creatincinasa y de la proteína contráctil troponina.
  • Epitelio de vías biliares hepáticas; contiene una isoforma termorresistente de fosfatasa alcalina.

EN RESUMEN: Los dos fenómenos que caracterizan la irreversibilidad de la isquemia son:

  • Imposibilidad para revertir la disfunción mitocondrial.
  • Instauración de profundas alteraciones en la función de las membranas.

Además de la necrosis y la apoptosis encontramos otro tipo de muerte celular conocida como AUTOFAGIA: La autofagia es una respuesta adaptativa de las células a la privación de nutrientes que conlleva a un autocanivalismo destinado a mantener la viabilidad. Sin embargo, puede culminar también en muerte celular y se cree que provoca la pérdida de células en los trastornos degenerativos de los músculos del sistema nervioso

BIBLIOGRAFÍA

  1. Manual de Patología Estructural y funcional. Robbins. Ed. Mc-Graw-Hill Interamericana. 6ª Edición.
  2. Robbins y Cotran. Compendio de patología estructural y funcional. 8ª Edición. Editorial: Elsevier Saunders. 2012.
  3. Patología Humana. Robbins. Ed. Elservier. 7ª Edición. 2004
  4. Wikipedia-es
  5. Necrosis en Wikipedia-es
  6. Pathology en Wikipedia-en