Diferencia entre revisiones de «Quiste Odontogeno Calcificante»

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar
(EPIDEMIOLOGÍA)
Línea 16: Línea 16:
  
 
El QOC puede presentarse como un proceso intraóseo o extraóseo. Las lesiones aparecen a cualquier edad, abarcando un rango que varía de 5-92, aunque tiene preferencia por pacientes en la segunda década. No tiene predilección en el género.
 
El QOC puede presentarse como un proceso intraóseo o extraóseo. Las lesiones aparecen a cualquier edad, abarcando un rango que varía de 5-92, aunque tiene preferencia por pacientes en la segunda década. No tiene predilección en el género.
 +
Es una lesión infrecuente que se presenta menos del 2% de todos los quistes y tumores odontogénicos.
  
 
= LOCALIZACIONES PRINCIPALES DE PRESENTACIÓN =
 
= LOCALIZACIONES PRINCIPALES DE PRESENTACIÓN =

Revisión del 17:42 1 abr 2011

Anexo al Tema 22. Quiste Odontogénico Calcificante

Desarrollado por C. Nieto Moraleda, Enero de 2009

SINONIMIA

Algunos sinónimos son quiste odontógeno calcificante y queratinizante, quiste Gorlin, y quiste odontógeno calcificante.

Los quistes odontogénicos calcificantes sólidos (neoplásicos) han sido descritos por una variedad de otros términos: tumor dentinogénico de células fantasma, tumor del epitelio odontogénico de células fantasma, tumor odontogénico calcificante de células fantasma, y tumor odontogénico calcificante quístico.

La clasificación más reciente de la OMS propone las designaciones diagnósticas: tumor odontogénico quístico calcificante y tumor dentinogénico de células fantasma para discernir entre el quístico y la lesión sólida.

EPIDEMIOLOGÍA

El QOC puede presentarse como un proceso intraóseo o extraóseo. Las lesiones aparecen a cualquier edad, abarcando un rango que varía de 5-92, aunque tiene preferencia por pacientes en la segunda década. No tiene predilección en el género. Es una lesión infrecuente que se presenta menos del 2% de todos los quistes y tumores odontogénicos.

LOCALIZACIONES PRINCIPALES DE PRESENTACIÓN

El QOC se produce tanto en el maxilar como en la mandíbula en la misma proporción. Pueden presentarse en una localización extraósea o intraósea. Los quistes odontógenos calcificantes se encuentran con más frecuencia intraóseamente, pero también aparecen casos en la encía. Los QOC extraóseos normalmente se presentan en el área del borde incisal, al igual que la mayoría de los intraóseos. Alrededor del 65% se localizan en la región incisivo-canina de los maxilares la mayoría de los que aparecen en la región premolar-molar.

El QOC y su forma sólida correspondiente, el tumor odontogénico de células fantasma, pueden presentarse en cualquier parte de las zonas dentadas, pero tiene una incidencia algo mayor en las áreas anteriores respecto al primer molar.

PRESENTACIÓN CLÍNICA, SINTOMATOLOGÍA

Los QOC extraóseos son rosas tirando a rojizos, circunscritos, de superficie lisa, masas elevadas, midiendo hasta 4 centímetros de diámetro. Son normalmente asintomáticos. Los QOC intraóseos se presentan como una hinchazón sin dolor.

Las radiografías de QOC extraóseos pueden mostrar saucerización y a veces dislocación de dientes adyacentes. Los QOC intraóseos son vistos generalmente como radiolucencias uniloculares con un borde bien circunscrito. En cerca del 50%, se ve una cantidad variable de material radiopaco. Es común la resorción de la raíz, al igual que la divergencia de ésta. Se ve un diente no erupcionado asociado en un tercio de los casos.

Las lesiones extraóseas forman una inflamación de los tejidos blandos gingivales y tienen el aspecto de tumefacciones localizadas focales. Las lesiones intraóseas producen una expansión ósea generalizada de las corticales vestibular y lingual.

HISTOPATOLOGÍA

El quiste odontógeno calcificante (QOC) es una lesión odontógena con un amplio espectro de rasgos histológicos, por eso su aspecto microscópico es variado. Algunas lesiones tienen un centro quístico y otras son sólidas.

El componente epitelial se parece al del ameloblastoma y es común a todas las lesiones, estando formado por una capa externa de células basales cilíndricas en empalizada y una capa externa que recuerda al retículo estrellado.

Existe un cúmulo de células epiteliales eosinófilas muy aumentadas de tamaño y sin núcleos visibles, que se denominan células fantasma, en las áreas similares al retículo estrellado. También existen múltiples calcificaciones esféricas y difusas incluidas dentro del epitelio y del tejido conjuntivo. En algunos QOC, el epitelio ameloblastomatoso puede extenderse a la pared capsular. Se observan depósitos lineales de material hialinizado en el tejido conjuntivo subepitelial y una dentina displásica.

Las masas de células fantasma también pueden herniar a través de la lámina basal, para llegar al estroma subyacente, en el que pueden actuar como material extraño y evocar una reacción de células gigantes. En el estroma fibroso adyacente a las células epiteliales basales, material eosinófilo homogéneo parecido a la dentina se puede encontrar en cantidades variables. El material similar a la dentina y las células fantasma pueden formar juntos agregados mixtos.

DIAGNÓSTICO DEFERENCIAL

Radiográficamente, las lesiones suelen tener aspecto de imágenes radiolucentes uniloculares bien circunscritas, que contienen manchas radiopacas difusas. En algunas lesiones las manchas y las pequeñas radiopacidades nodulares están confinadas a la periferia, con estructuras de mayor tamaño, parecidas a un diente, localizadas más centralmente. En pacientes más jóvenes, las lesiones pueden parecerse más a un odontoma en desarrollo o a un fribroodontoma ameloblástico.

PRONÓSTICO Y FACTORES PREDICTIVOS

Las lesiones del QOC requieren tratamiento conservador. Los tumores periféricos se suelen tratar mediante extirpación sencilla. Los tumores centrales responden, generalmente, a la enucleación y las recidivas son poco frecuentes. La forma sólida del tumor odontogénico de células fantasma suele ser susceptible al legado o la extirpación sencilla, aunque, en ocasiones, puede ser más agresivo y necesitar resección parcial o en bloque. Se han documentado las recurrencias para ambas variantes: los quísticos y los sólidos. Si la lesión se combina con un ameloblastoma, este último componente determina la terapia más apropiada, que consiste en escisión quirúrgica incluyendo un margen de tejido sano.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Philip Sapp J, Eversole LR, Wysocki GP. Patología oral y maxilofacial contemporánea. 2 ed. Elsevier. pp. 147-148.
  2. Barnes L. World Health Organization Classification of Tumours. Pathology and Genetics of the Head and the Neck Tumours.1ed. pp. 313.
  3. Cardesa A, Pieter J, Slootweg. Pathology of the Head and Neck. Ed. Spriger-Verlag, 2006. pp. 118.
  4. Wood NK, Goaz PW, Lesiones Orales y Maxilofaciales. 5 ed. Harcourt Brace. pp 428.
  5. Reichart PA, Philipsen HP. Patología Oral 1 ed. Masson. pp 240.