Patologia de la pituitaria

De misapuntes
Revisión del 20:16 4 ene 2011 de M2010-y.navas (Discusión | contribuciones) (Página nueva: '''ADENOMA DE LA CORTEZA ADRENAL''' ---- '''Morfología''' Los adenomas suprarrenales son tumores benignos amarillentos o amarillos marronáceos por estar compuestos de lípidos, ...)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

ADENOMA DE LA CORTEZA ADRENAL



Morfología

Los adenomas suprarrenales son tumores benignos amarillentos o amarillos marronáceos por estar compuestos de lípidos, que se rodean de una cápsula y que suelen presentarse de manera solitaria y circunscrita. Por norma general, son tumores pequeños, de diámetro entre 1 o 2 cm y un peso menor a 30 g.

Microscópicamente se forman de células similares a las situadas en la zona fasciculada de la corteza normal; el núcleo suele ser de pequeño tamaño, con algunos grados de pleomorfismo.

La mayoría de los adenomas corticales no producen hiperfunción, y se diagnostican de manera accidental en el momento de una autopsia o prueba de imagen no relacionada con esta causa. Como curiosidad, al adenoma suprarrenal se le denomina clásicamente “incidentaloma” debido a su descubrimiento de manera casual durante la examinación para el estudio de otras patologías diferentes.

Etiología

Las causas del adenoma de la corteza suprarrenal no son muy conocidas, si bien se suele asociar a mutaciones de ciertos genes aún no identificados. Es frecuente que se encuentren asociados a enfermedades genéticas como por ejemplo la neoplasia endocrina múltiple tipo I, el síndrome de Beckwith-Wiedemann, y en el complejo de Carney; o en pacientes con alteraciones en la producción de hormonas esteroideas (sintetizadas en la corteza suprarrenal), sobretodo si ésta se produce de manera descontrolada.

Epidemiología

La incidencia de este tipo de neoplasias aumenta con la edad, pero no se han descubierto hasta ahora factores de riesgo predisponentes y, por lo tanto, prevención alguna.

Sintomatología

La mayoría de los adenomas adrenales cursa sin provocar síntomas en el paciente, aunque una vez detectado se observa una ligera hipersecreción de hormonas esteroideas (sobretodo corticoides). La producción elevada de hormonas dará lugar a ciertos síndromes: síndrome de Cushing (por exceso de corticoides) y síndrome de Conn (por exceso de aldosterona), entre otros. A veces estos adenomas sangran y dan lugar a dolor de espalda, pero es algo poco frecuente y raro.

Tratamiento

La mayoría de los adenomas de la corteza adrenal son resecables, por lo que su tratamiento consiste en la extirpación quirúrgica del mismo o de la glándula, dependiendo del tamaño y características de la lesión. Pero existen casos en los que, si el tumor es no-funcionante y se puede controlar de manera periódica, podemos llevar a cabo un tratamiento conservador.

En caso de alteraciones hormonales éstas deben ser tratadas.

El pronóstico es excelente, sobretodo y como siempre, si se acompaña de un buen tratamiento y control por parte del endocrino.