Diabetes mellitus tipo 2

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

  AVISO AL AUTOR DE ESTA PAGINA: Este artículo o sección carece de referencias o necesita más 
  para complementar su verificabilidad. Puedes colaborar agregando referencias a fuentes 
  fiables como se indica aquí. El material sin fuentes fiables podría ser cuestionado y 
  eliminado.
    
  Siga este formato para incluir la sección de referencias a cada página es el siguiente:
  
  = Referencias =
   
   #Nombre del autor. Título de la referencia. Revista o Libro citado. Año. Volumen o página. 
   Editorial (en caso de libro). ISBN XXXXXXXXXX (en caso de libro)
   #[http://biopat.cs.urjc.es Área de Anatomía Patológica] Visitada el 14 de Marzo de 2015.
  Una vez añadidas las referencias correctamente puede retirar usted mismo la etiqueta 
  {{Referencias adicionales}} de la página para que deje de verse.    

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que dura toda la vida (crónica) en la cual hay un alto nivel de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes tipo 2 es la forma más común de esta enfermedad.

CAUSAS

La insulina es una hormona producida en el páncreas por células especiales, llamadas beta. El páncreas está por debajo y detrás del estómago. La insulina es necesaria para mover el azúcar en la sangre (glucosa) hasta las células. Dentro de las células, ésta se almacena y se utiliza posteriormente como fuente de energía.

Cuando usted tiene diabetes tipo 2, los adipocitos, los hepatocitos y las células musculares no responden de manera correcta a dicha insulina. Esto se denomina resistencia a la insulina. Como resultado de esto, el azúcar de la sangre no entra en estas células con el fin de ser almacenado como fuente de energía.

Cuando el azúcar no puede entrar en las células, se acumula un nivel alto de éste en la sangre, lo cual se denomina hiperglucemia.

Por lo general, la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente con el tiempo. La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso o son obesas en el momento del diagnóstico. El aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta.

La diabetes tipo 2 puede presentarse también en personas delgadas. Esto es más común en los ancianos.

Los antecedentes familiares y los genes juegan un papel importante en la diabetes tipo 2. Un bajo nivel de actividad, una dieta deficiente y el peso corporal excesivo alrededor de la cintura aumentan el riesgo de que se presente esta enfermedad.