Diferencia entre revisiones de «Carcinoma Intraoseo Primario»

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar
(Presentación clínica, sintomatología)
(Diagnóstico diferencial)
Línea 56: Línea 56:
 
= Diagnóstico diferencial =
 
= Diagnóstico diferencial =
  
Debido a que el diagnóstico en ocasiones puede ser difícil, se deben descartar los carcinomas escamocelulares intraorales que infiltran hueso, así como derivados de la mucosa del seno maxilar, el carcinoma mucoepidernoide intraóseo y las lesiones metastásicas. Para descartar estos últimos, es necesario contar con una radiografía de tórax que demuestre ausencia de lesión pulmonar inicial y a los seis meses después del diagnóstico.
+
Debido a que el diagnóstico en ocasiones puede ser difícil, se deben descartar los carcinomas escamocelulares intraorales que infiltran hueso, así como derivados de la mucosa del seno maxilar, el carcinoma mucoepidernoide intraóseo y las lesiones metastásicas. Para descartar estos últimos, es necesario contar con una radiografía de tórax que demuestre ausencia de lesión pulmonar inicial y a los seis meses después del diagnóstico. La falta de úlceras mucosas en el carcinoma intraóseo primario es uno de los aspectos más característicos para su diagnóstico diferencial con el carcinoma escamoso superficial originado en otras partes de la cavidad oral.
  
 
= Pronóstico =
 
= Pronóstico =

Revisión del 18:50 1 abr 2011

Anexo al Tema 22. Carcinoma Intraóseo Primario

Desarrollado por N. López Rocha, Septiembre de 2008.

Definición

Es una neoplasia maligna ó carcinoma escamocelular es una lesión muy rara que se desarrolla en la intimidad de los huesos maxilares, (mandíbula y/o maxilar) ya que son los únicos huesos que tienen en su interior tejidos epiteliales por lo que pueden desarrollar tumores de estirpe conjuntiva a expensas de elementos epiteliales intraóseos y sin ninguna conexión con la mucosa oral.

Sinonimia

Fue descrito por Loos en 1913, y se ha denominado de diferentes maneras en la literatura anatomopatológica.

  • Willis bautizó a esta lesión como carcinoma epidermoide intraalveolar.
  • Shear carcinoma epidermoide intraalveolar primario.
  • Posteriormente Waldron utilizaría el término de carcinoma epidermoide central de los maxilares

En la actualidad también lo podemos encontrar como carcinoma primitivo intraóseo.

Epidemiología

La edad media de aparición oscila entre los 45 años, con un rango entre los 5 y los 75 años.

Etiopatogenia

Hay tres posibilidades para explicar el origen de esta neoplasia: Podría originarse en los restos epiteliales odontogénicos de Malassez, de Serres o de la lámina dentaria.

Muchos casos se han asociado con quistes preexistentes, y otros con ameloblastomas, pero imnunohistoquímicamente no parece claro que tengan un origen ameloblástico.

Algunos autores han encontrado como factores “predictores” de malignización a la presencia de queratinización (15% en el grupo con transformación maligna vs. 3% observado en todos los quistes odontogénicos) y un largo tiempo de evolución.

Localizaciones principales de la presentación

Prácticamente la totalidad de los casos documentados se ubican en los segmentos posteriores de la mandíbula.

Presentación clínica, sintomatología

La mayoría de los casos se localizan en la región posterior de la madíbula.

La información clínica más constante incluye dolor y expansión ósea, por lo que la lesión puede simular procesos infecciosos de origen dental y ello ser la causa de un significativo retraso en su diagnóstico, lo que se asocia con una elevada incidencia de metástasis regionales. Las metástasis en los ganglios linfáticos y la diseminación hematógena son a menudo acontecimientos tardíos, aunque la invasión ósea y de tejidos blandos esté bastante avanzada.

Histopatología

Es un tumor no capsulado, infiltrante, de contorno irregular.m Microscópicamente se caracteriza por la presencia de células epidermoides que se disponen de forma pexiforme o folicular, con un grado de queratinización variable.

Diagnóstico clínico

Historia clínica: interrogar sobre patologías previas que haya sufrido el paciente Valorar la velocidad de instauración de la sintomatología (a mayor velocidad, mayor gravedad). Interrogar sobre la existencia de dolor.

Exploración: consistencia al tacto de las corticales óseas maxilares, signo de Vincent, evaluar movilidad y desplazamientos dentarios.

Estudio radiográfico: el carcinoma intraóseo primario se traduce por imágenes radiolúcidas expansivas con márgenes pobremente definidos y contornos muy irregulares.

Diagnóstico diferencial

Debido a que el diagnóstico en ocasiones puede ser difícil, se deben descartar los carcinomas escamocelulares intraorales que infiltran hueso, así como derivados de la mucosa del seno maxilar, el carcinoma mucoepidernoide intraóseo y las lesiones metastásicas. Para descartar estos últimos, es necesario contar con una radiografía de tórax que demuestre ausencia de lesión pulmonar inicial y a los seis meses después del diagnóstico. La falta de úlceras mucosas en el carcinoma intraóseo primario es uno de los aspectos más característicos para su diagnóstico diferencial con el carcinoma escamoso superficial originado en otras partes de la cavidad oral.

Pronóstico

Son tumores muy agresivos que producen una rápida destrucción del hueso y una alta tasa de mortalidad .No produce metástasis precoces, y cuando éstas aparecen es ya por la afectación de la mucosa.

La tasa de supervivencia estimada a los 5 años se estima entre 30% y 40% para las lesiones de tipo sólido y de 53% a 80% para los casos de origen en quistes odontogénicos.

Tratamiento

El tratamiento indicado para esta neoplasia consiste en la resección locoregional si el diagnóstico es precoz y no existen metástasis ganglionares; si hubiese afectación ganglionar se practicaría una resección completa de la lesión con márgenes amplios de seguridad y disección radical ó modificada de la cadena ganglionar.

La radioterapia y la quimioterapia, no juegan un papel relevante en el tratamiento de estos tumores, utilizándose como terapéutica coadyuvante.

Bibliografía

  1. Philip Sapp J, Eversole LR, Wysocki GP. Patología oral y maxilofacial contemporánea. 2 ed. Elsevier. pp. 160
  2. Barnes L.“World Health Organization classification of tumours. Pathology and genetics of the head and the neck tumours”. pp. 288-289
  3. Cardesa A, Pieter J, Slootweg. Pathology of the Head and Neck”. Ed. Spriger-Verlag, 2006. pp. 119-120