Tumor

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

Tumor. Definición y nomenclatura.

Actualmente, el término es equivalente a neoplasia (nuevo crecimiento). La oncología (del griego oncos = tumor) es el estudio de los tumores o neoplasias. El oncólogo británico Willis define neoplasia como "una masa anormal de tejido cuyo crecimiento excede y está descoordinado con el de los tejidos normales, y persiste de la misma forma excesiva después de cesar los estímulos que desencadenaron el cambio".

Se dice que un tumor es benigno cuando no puede diseminarse a otras localizaciones, y generalmente es susceptible de extirpación quirúrgica local.

Se dice que es maligno cuando puede invadir y destruir las estructuras adyacentes y diseminarse a otras localizaciones distantes (metastatizar).

Los tumores malignos se denominan en conjunto cánceres.

La nomenclatura de las neoplasias es importante, pero lamentablemente abundan los términos inapropiados, que sugieren benignidad en neoplasias malignas o malignidad en neoplasias que no lo son. Una aproximación inicial puede ser la siguiente:

Los tumores benignos, en general, se designan añadiendo el sufijo -oma a la célula de origen. Los tumores de células mesenquimatosas suelen seguir esa regla. No obstante, cuando se trata de neoplasias epiteliales benignas, la clasificación es variable y puede no basarse en las células de origen sino en el patrón microscópico, o la arquitectura macroscópica.

Los tumores malignos siguen la misma norma, pero con ciertos añadidos. Los que se originan en el tejido mesenquimatoso generalmente se llaman sarcomas. Los que tienen un origen celular epitelial, se llaman carcinomas.

No es raro, sin embargo, que un cáncer esté compuesto por células indiferenciadas de origen tisular desconocido, y deba designarse meramente como un tumor maligno indiferenciado.

La distinción entre tumores benignos o malignos es una de las más importantes que puede hacer un anatomopatólogo. Generalmente pueden distinguirse por su morfología. La diferenciación, la anaplasia, la velocidad de crecimiento, la invasión local y la metástasis, permiten distinguirlas.

Bibliografía: Thomas P. Stricker, Vinay Kumar. Neoplasias; en "Patología estructural y funcional". Octava edición. Elsevier España, 2010. Cap. 7. Pags. 259-330