Meningioma agresivo

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

Meningioma agresivo

Meningioma: “tumor de las meninges originado en las células piales, de lento crecimiento, de gran vascularización y abundantes calcificaciones. Por compresión puede provocar atrofia cerebral y erosión de la calota”.

Epidemiología

15-20% de los tumores intracraneales.

Aparecen con mayor frecuencia entre la 5ª-6ª década. Siendo, a su vez, más frecuente en las mujeres.

Clasificación

Una de las clasificaciones empleadas es la de Cushing que se basa en la histología, según esta clasificación distinguimos los siguientes tipos:

  • Sincitiales o meningoteliales.
  • Fibroblásticos.
  • Transicionales o mixtos.
  • Angioblásticos.
  • Anaplásicos.

Otra clasificación utilizada para estudiar los distintos tipos de meningioma es la clasificación WHO, según la cual existen 3 tipos dentro de los cuales existen distintos subtipos:

  • WHO grado I: meningoendotelial, fibroso, transicional, psamomatoso, angiomatoso, microquístico, secretor, linfoplasmocítico, metaplásico.
  • WHO grado II: de células claras, cordoide, meningioma.
  • WHO grado III: meningioma papilar, meningioma anaplásico (maligno), rabdoide.

Clínica

Son malignos, extraparenquimatosos y tienen un crecimiento rápido, por lo que los síntomas y signos suelen ser debidos a compresión de estructuras adyacentes. Se caracterizan por tres tipos de síntomas generales: epilepsia, déficit neurológico focal y trastornos neuropsicológicos, paresias, hipoestesias, cambios en el comportamiento, en la visión, etc.

Diagnóstico

Para realizar el diagnóstico se pueden utilizar distintas técnicas radiológicas tales como radiografía simple de cráneo, TAC o incluso la resonancia magnética, esta última es considerada la técnica de elección debido a que presenta mayor resolución que las otras pruebas mencionadas y aunque las tres son válidas para realizar el diagnóstico, con la RM se pueden observar detalles que escaparían con el TAC o la radiografía simple.

Tratamiento

El fundamental sería la cirugía, acompañado si fuera necesario por radioterapia. En ocasiones se han utilizado técnicas de radiocirugía con cobalto que han resultado ser efectivas en tumores de menos de 3 cm, evitando así, el daño a estructuras contiguas.

Bibliografía

  1. Diccionario médico. 4ª edición. Editorial Masson.
  2. http://www.neurocirugia.com/diagnostico/meningioma/index.htm
  3. http://www.nietoeditores.com.mx/download/med%20interna/Sep-Oct2008/Med%20Int%20Mex-366-9.pdf