Inmunidad innata

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

La inmunidad innata es la primera línea de defensa, lista para actuar de forma rápida contra infecciones de forma inespecífica.

Los principales componentes de la inmunidad innata son las barreras epiteliales que bloquean la entrada a patógenos ambientales, las células fagocíticas, sobre todo neurófilos y macrófagos, y las células linfoides natural killer (linfocitos citolíticos naturales). Además median determinadas moléculas como las citoquinas y el sistema del complemento.

Los fagocitos migran al foco de infección a fin de provocar una respuesta inflamatoria en la que los microorganismos sean ingeridos y destruidos por fagocitosis.

El sistema del complemento actúa en la inmunidad innata a través de la activación de la vía alternativa y la vía mediada por lectina. La vía clásica del complemento se activa en la inmunidad adquirida a partir de la unión entre antígeno y anticuerpo.

Bibliografía:

Patología estructural y funcional. Robbins y Cotran 7ª Edición Ed. ELSEVIER ISBN 84-8174-841-2