Hidradenoma ecrino o de celulas claras

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

El hidradenoma ecrino o de células claras también recibe el nombre de hidradenoma nodular. Se trata de neoplasia de la porción excretora de la glándula sudorípara con diferenciación habitualmente apocrina.

Clínicamente se trata de lesiones asintomáticas que no muestran predilección por sexo ni por ninguna localización anatómica.

Los hidradenomas nodulares son tumores dérmicos que se localizan predominantemente entre la dermis media y profunda. El patrón predominante de estas lesiones es el sólido en forma de grandes masas celulares en nidos grandes, bien delimitadas de la dermis adyacente y constituidas en la mayor parte de los casos por células poligonales, de citoplasmas eosinófilos.

En algunos casos las células poligonales forman estructuras ductales con cutícula que recuerdan conductos excretores sudoríparos ecrinos (por eso se le denominó hidradenoma ecrino) o se acompañan de áreas de apariencia tubular o glandular (hidradenoma apocrino). Las áreas tubulares o glandulares pueden presentar diferenciación apocrina (secreción por decapitación), diferenciación mucinosa (habitualmente muy limitadas) o diferenciación escamosa que, en ocasiones, es muy prominente.

Ante esta lesión debe hacerse diagnóstico diferencial, los hidradenomas de células claras deben diferenciarse de neoplasia foliculares o sebáceas con predominio de células claras (tricolemoma y adenoma sebáceo). La característica membrana basal y reborde en empalizada del tricolemoma y la presencia de células con diferenciación sebácea en el adenoma sebáceo permiten el diagnóstico.

En cuanto al tratamiento, se trata de una neoplasia benigna por lo que la exéresis simple es curativa.