Endocarditis bacteriana

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

La Endocarditis bacteriana (EB) es una infección por acumulación de fibrina y plaquetas en el endocardio. Las bacterias y otros microorganismos (hongos) colonizan dichas vegetaciones, involucrándose en este proceso. Casi siempre es mortal si no se trata.

Suele afectar a las válvulas, pero la infección puede estar situada en un defecto septal o en el endocardio mural. La infección de una comunicación arteriovenosa o de la coartación de la aorta se denomina, con mayor propiedad, endoarteritis y ocasiona un síndrome clínico similar. El diagnóstico de la EB incluye la descripción de sus características clínicas, los hallazgos ecocardiográficos y los hemocultivos que dan la confirmación microbiológica.

Clasificación

  • Según el cuadro clínico:
  1. Endocarditis valvular primitiva
  2. Endocarditis de los drogadictos por vía IV
  3. Endocarditis de válvulas protésicas
  • Según su evolución:
  1. EB aguda:: está ocasionada por el Staphylococcus aureus, que asienta sobre una válvula normal; es rápidamente destructiva y produce focos metastásicos. Si no se trata, es mortal en menos de 6 semanas.
  2. EB subaguda: suele deberse al Streptococcus viridans y, sin tratamiento, tarda más de 6 semanas, y hasta incluso un año, en llevar a la muerte.

Patogenia

Las lesiones características son las “vegetaciones” que asientan en el endocardio, sobre todo en válvulas defectuosas. La enfermedad suele aparecer como consecuencia de la colonización de microorganismos sobre dichas vegetaciones estériles, integradas por plaquetas y fibrina.

En el curso de una bacteriemia, la infección de una vegetación estéril es muy probable, las bacterias se adhieren con fuerza a las plaquetas, la fibrina y la fibronectina, formando un “lugar protegido”, dentro del cual las células fagocitarias apenas pueden penetrar.

La endocarditis tiene tendencia a producirse en zonas de presión elevada, desde una cámara con gran presión hacia otra de menor presión. La endocarditis asienta con más frecuencia sobre una insuficiencia valvular que sobre una estenosis pura y, característicamente, se localiza en el lado auricular de la válvula mitral incompetente y en la superficie ventricular de la válvula aórtica insuficiente.

Los fragmentos desprendidos de las vegetaciones pueden causar embolias en el corazón, el cerebro, el riñón, el bazo, los miembros y el pulmón que van seguidas de infartos y, a veces, necrosis de la zona.

Referencias

  1. Carrión AB. Profilaxis de la endocarditis bacteriana. Med Oral Patol Oral Cir Bucal 2004, 9:S37-51.