Caso 6

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

Clínica

Varón de 72 años de edad con problemas de la micción caracterizados principalmente por: Goteo al final de la micción, vaciado incompleto de la vejiga, incontinencia, necesidad de orinar dos o más veces por noche, urgencia urinaria fuerte y repentina, y chorro de orina débil. Actualmente acude a urgencias por presentar un episodio de incapacidad para orinar (retención urinaria).

En la exploración física se realiza un tacto rectal (palpación de la próstata a través del recto) que demuestra un agrandada próstata de consistencia fibromuscular, superficie lisa, borde regulares y no dolorosa al tacto. Al palpar el abdomen una tumoración en hipogastrio de superficie lisa, contornos regulares, no dolorosa de 10 cm de diámetro.

Analítica

El antígeno prostático específico es el marcador tumoral más útil para el diagnóstico del cáncer de próstata, y sobre todo para el seguimiento postquirúrgico.

La gran importancia de esta glucoproteina radica en que se encuentra exclusivamente en el tejido prostático, bien sea normal, hiperplásico o maligno.

Los valores séricos normales de PSA son 0-4 ng / ml, y sus concentraciones se pueden incrementar en un cáncer prostático, en la HBP, en la prostatitis, el masaje prostático o en la instrumentación prostática previa (biopsia prostática, sonda permanente, RTU o cualquier cirugía o procesos inflamatorios prostáticos). El tacto rectal no aumenta el PSA. En la HBP, los valores de PSA son directamente proporcionales al tamaño de la glándula prostática.

Un valor de PSA mayor de 10 ng/ ml siempre es patológico, y en un 50 % de los casos se diagnostica un cáncer prostático mediante biopsia.

Hay mayores dificultades diagnósticas con un PSA de 4-10 ng/ ml, ya que existe un gran solapamiento entre pacientes con HBP y Cáncer prostático. De ahí que se hayan desarrollado unas fórmulas para obviar esta dificultad como son el cociente PSA libre / PSA total y la velocidad del PSA.

El PSA está en el torrente sanguíneo en 2 formas: unida a proteínas y libre. Se observó que la proporción PSAL/ PSAT es más baja en pacientes con cáncer. Existe la tendencia en fijar el punto de corte en torno a 0.15-0.25 (valores por debajo indicarían mayor probabilidad de cáncer).

La velocidad de PSA es el incremento de PSA con relación al tiempo, y está especialmente indicado en el seguimiento de individuos, que sometidos a una primera evaluación prostática no son diagnosticados de cáncer prostático. Un incremento anual de 0.75 ng/ ml/ año o más nos debe hacer sospechar un cáncer de próstata.

Estudios de imagen

Ecografía: Además de las pruebas básicas, el médico puede recomendar la obtención de una imagen de la próstata mediante ecografía. Se genera una imagen por ordenador de la próstata y otros órganos basada en el modo en que se reflejan las ondas de sonido hasta una sonda de caucho que se aplica a presión sobre el exterior del cuerpo. En algunas ocasiones su médico realizará esta prueba con una sonda especial que se introduce en el recto para obtener una imagen de mejor calidad de la próstata. La ecografía es especialmente útil para evaluar el tamaño y la forma de la próstata antes de iniciar determinados procedimientos terapéuticos.

Endoscopia: La endoscopia de las vías urinarias inferiores consiste en introducir un tubo flexible, equipado con una cámara diminuta, en la uretra y hacerlo avanzar por ella hasta la vejiga. Puede realizarse antes de los procedimientos invasivos no quirúrgicos o quirúrgicos para que su médico tenga una "visión previa" del tamaño, la forma y el estado de la próstata y la vejiga urinaria.

Urografía: La urografía intravenosa, o la obtención de una imagen de las vías urinarias mediante rayos X, es otra de las pruebas que puede recomendar su médico. La urografía intravenosa consiste en inyectar un colorante especial en las venas para visualizar mejor las diferentes partes del aparato urinario. Es especialmente útil si ha tenido problemas urinarios con anterioridad.

Anatomía Patológica

Tejido de aspecto nodular debido a la proliferación tanto glandular como fibrosa y muscular del estroma. En el parénquima se observan acúmulos de glándulas pequeñas, grandes o dilatadas formando quistes revestidas por una doble hilera de células con un epitelio interno cilíndrico y externo cúbico o plano, apoyado sobre una membrana basal íntegra. Otros cambios que se pueden observar son los focos de metaplasia escamosa y pequeñas áreas de infarto.

Cuestionario

  1. Haz una descripción detallada de la histología de éste proceso observada bajo el microscopio.
  2. En la fisiopatología de la HBP ¿cuál se considera que es el mediador último del crecimiento prostático, cómo actúa y di si conoces algún inhibidor específico que se use como tratamiento?
  3. ¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes de la HBP?
  4. ¿Qué es y cómo se interpreta el PSA?
  5. ¿Cuál es el tratamiento que debe seguir este paciente?

Referencias