Caso 33

De misapuntes
Saltar a: navegación, buscar

Clínica

Mujer de 28 años de edad en estudio odontológico por presentar una caries dental a la que se ha identificado una formación quística periapical en el estudio radiológico complementario realizado.

Estudios de imagen

En la radiografía, la mayoría de los quistes radiculares aparecen como una lesión redonda o en forma de pera, unilocular, las lesiones de Lucent en la región periapical. Por lo general son menos de 1 cm de diámetro y están rodeados por un fino borde de hueso cortical. El diente asociado por lo general tiene una profunda restauración o una la lesión de caries grande. El quiste se puede desplazar a los dientes adyacentes o causar reabsorción radicular leve. Los quistes radiculares y los granulomas periapicales tienen un aspecto radiológico similar, aunque los quistes radiculares son menos comunes.

Anatomía Patológica

Los quistes odontógenos representan una de las principales causas de destrucción de los maxilares. El quiste radicular es el más frecuente seguido del quiste dentígero y el queratoquiste odontogénico.

Los quistes odontogénicos se originan del componente epitelial del aparato odontogénico o de sus restos celulares que quedan atrapados dentro del hueso o en el tejido gingival que cubre a los maxilares. De acuerdo con su patogenia se clasifican como lesiones del desarrollo o de tipo inflamatorio.

El quiste radicular (periapical) es el quiste más común de la mandíbula. Los quistes radiculares son más frecuentes en pacientes entre 30 y 50 años de edad y por lo general no causan dolor. Un quiste radicular es el último paso en una progresión de acontecimientos inflamatorios tras la formación de una lesión inflamatoria periapical secundaria a la necrosis pulpar en un diente. Con el tiempo, un quiste inflamatorio puede desarrollarse en el hueso en el ápice de la raíz de un diente cariado, debido a la estimulación inflamatoria y la proliferación de los restos epiteliales de Malassez (residual células epiteliales en el ligamento periodontal).

El tratamiento consiste en la enucleación del revestimiento del quiste junto con la obturación de endodoncia (tratamiento de conducto) y, en algunos casos, el tratamiento quirúrgico endodóncico retrógrada (exposición quirúrgica del ápice de la raíz seguida de amputación del ápice radicular y la obturación de la apertura del conducto radicular). La extracción del diente o de los fragmentos de la raíz puede que sea necesario.

Referencias

  1. Mosqueda-Taylor A, Irigoyen-Camacho ME, Diaz-Franco MA, Torres-Tejero MA. Odontogenic cysts. Analysis of 856 cases. Med Oral. 2002 Mar-Apr;7(2):89-96
  2. Avelar RL, Antunes AA, Carvalho RW, Bezerra PG, Oliveira Neto PJ, Andrade ES. Odontogenic cysts: a clinicopathological study of 507 cases. J Oral Sci. 2009 Dec;51(4):581-6
  3. Scholl RJ, Kellett HM, Neumann DP, Lurie AG. Cysts and cystic lesions of the mandible: clinical and radiologic-histopathologic review.Radiographics. 1999 Sep-Oct;19(5):1107-24